El Rollorumi

EL ROLLORUMI

Es un monolito preincaico que actualmente se encuentra en la plaza principal, tiene por altura 2.38 metros, base: 2.00 y 1.58 de grosor, de forma cónica que remata en 0.93 cm.

Se le conoce también con el nombre de Yanapunchu, por su color negro característico de piedras graníticas.

En Chicuna, en las inmediaciones de la población existe otra piedra semejante con el nombre de Pucapunchu, por el color de los musgos y líquenes que cubren su superficie. Estas piedras incaicas guardan relación por su antigüedad e importancia con las piedras incaicas cuadrangulares, lisas, ranuradas algunas, muchas de ellas de estructura igual mientras que otras son de conglomerado.

Estas se encuentran en la puerta principal de la escuela antigua de varones. Piedras primitivas de origen desconocido.

Las piedras Yanapunchu y Pucapunchu, fueron utilizadas posiblemente como instrumentos de castigo para los diferentes delincuentes que fueron sometidos al azote ante la ley inflexible del Inca: Ama Lulla, Ama Suwa, Ama Quella.

Gran parte de los castigos eran con el azote.

El historiador Valcárcel dice, en “Delitos y Penas”.- El indio que se echaba con mujer del Inca, él y ella morían; la mujer que había consentido se castigaba, según Guamán Poma con doscientos azotes con soga de toclla y pena de muerte par el varón.

A forzadores y estupradores castigaban con chocllacopa, azote que terminaba en una bola de piedra; a los sucios y perezosos les daba cien azotes con honda; y a los jugadores cincuenta.

Según el cronista Murúa, el robo era juzgado con mucho rigor, azote por primera vez en la plaza pública; la bigamia era castigado con doscientos azotes, por indumento recibían igual número de azotes, atados en un palo en la plaza pública.

El hijo desobediente e irrespetuoso con sus padres era colgado de los pies, fuera del pueblo.

El Monolito Yanapunchu habría sido el instrumento apropiado para castigar en la plaza pública a los delincuentes mayores; y el Pucapunchu habría sido para el castigo de menores, fuera de la población. Además el nombre del lugar: Chicuna, según la Toponimia quiere decir, el sitio que sirve para separar las crías de las madres. Habría sido el lugar de castigo para los delincuentes menores de edad.

El Yanapunchu por el propio nombre nos da la idea de que era para aproximar al delincuente a la pena capital al tener que hacer abrazar la piedra para recibir los azotes y morir en ella. Yanapunchu lleva en este caso el sentido ideológico. Es el manto negro que cubre al delincuente; mientras que el Pucapunchu por su color rojo es de dolor y sufrimiento para el delincuente menor.

Fuente: “Monografía del Distrito de Chumpi: Leyendas, tradiciones, folklore y etnología ayacuchana”. Por Néstor Berrocal Falconí. Lima, 1971.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s